Armando Dely Valdés

En la década de los años 80, un futbolista panameño se abre paso en el exigente fútbol argentino, Armando Dely Valdés. Como estímulo por haber sido el mejor jugador juvenil 2 años consecutivos en torneos provinciales, la FEPAFUT por intermedio de Everardo Bertoli, presidente de la Federación en 1982-84 le gestionó ante la embajada argentina en Panamá una beca en un centro de formación en Argentina para estudiar educación física, siendo visto por Argentinos Juniors quienes decidieron ficharlo.

Llegó a Argentinos Juniors en 1983, a los 19 años, 2 goles a River Plate en su primer partido le valieron el apodo del “Pelé” Dely para los argentinos y el mundo!

Su paso por Argentinos Juniors fue memorable, grande y a la vez humilde, todos le quisieron. Debutó con poca diferencia de edad, en la reserva, en la primera división, y en el máximo torneo continental: la Copa Libertadores de América. Fue campeón en todo. Y no pudiendo ser tenido en cuenta por una lesión en la final intercontinental en Tokio, ante el famoso Juventus de Turin, sus compañeros lo llevaron con ellos a Japón. En tardes de gloria que Argentinos Juniors hizo frecuentes, sacó a lucir sus dotes al conjuro de su nuevo apodo, coreado por miles de hinchas: “¡ ya lo ve, y ya lo ve…es el hermano de Pelé !”.

Fuera de Buenos Aires, tuvo la ocasión de darle a la afición de  Argentinos Juniors un galardón excepcional. Fue la Copa Interamericana, que disputara el ganador de la Copa Libertadores de América con el campeón de la CONCACAF. En 1985 se enfrentaron Argentinos Juniors y el Defense Force, de Trinidad & Tobago. El equipo argentino fue el ganador, 1-0, gol de Armando Javier Dely Valdés.

Con Argentinos Juniors entre 1985-1988, jugó 56 partidos anotando 12 goles siendo Campeón de la Primera división Argentina en 2 ocasiones (Metropolitano 1984, Nacional 1985), a nivel internacional fue campeón de 1 Copa Libertadores 1985 y 1 Copa Interamericana 1985.


A fines de 1988 fue cedido a Instituto de Córdoba donde disputó 9 encuentros anotando un  gol.


La temporada 1989/90 lo vería arribar al fútbol de Israel: jugó en el Maccabi Tel Aviv y en el Beitar Tel Aviv, para regresar pronto a Sudamérica, más precisamente a Uruguay en 1991, para jugar en Peñarol, mientras que su hermano Julio César Valdés lo hacía en Nacional, clásico rival del conjunto manya. Disputó allí una temporada para ser cedido luego al Liverpool de Montevideo.


Desembarcó más tarde en San Martín de Tucumán, que en aquella temporada (1993/94) militaba en la Primera B Nacional. Tras un breve ciclo en el “Santo” tucumano tuvo una experiencia en la Tercera División, jugando para Almagro.


Luego de eso, retornó a su país: jugó en el Plaza Amador y  Arabe Unido de su ciudad natal Colón donde fue su comienzo en algo que parecía su futuro: la dirección técnica. A los colores de su patria, entregó 11 años. Con la selección de Panamá estuvo en las eliminatorias para el Mundial de México 86, Italia 90 y Estados Unidos 94. En ésta última eliminatoria, integró el plantel junto a sus hermanos Jorge Luis Dely Valdés y Julio César Dely Valdés, siendo la primera vez que 3 hermanos participan en una eliminatoria.


También disputó como seleccionado nacional de Panamá, las eliminatorias de los XXIV Juegos Olímpicos, la primera Copa Oro de CONCACAF 1993 y la III Copa UNCAF 1995.

Falleció el 16 de agosto del año 2004, tras haber estado en estado vegetativo luego de sufrir un accidente cerebro-vascular el 29 de mayo de 2001 y haber permanecido postrado desde entonces, contaba apenas con 40 años de edad. En honor a su ilustre carrera, el estadio de su ciudad natal Colón fue bautizado con su nombre.

Ver también:
Estadios de fútbol



Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *