Estrellas fugaces, jugadores que brillaron por momentos

Deslumbraron al mundo con su fútbol dejando atrás sus días de gloria por malas decisiones en su vidas personales, son los jugadores que en su momento fueron estrellas del fútbol dejando huellas en quienes los vieron jugar.

Paul Gascoigne – Inglaterra

Uno de los mejores jugadores del fútbol inglés, mediocampista de llegada al área rival con gran visión del campo de juego y capacidad de definición, paso de ser estrella del fútbol inglés a alcohólico y drogadicto.

Dio sus primeros pasos en el club de la ciudad que lo vio nacer, Newcastle donde se daría a conocer, luego de 4 temporadas los grandes equipos de Inglaterra buscaban ficharlo, dejando atrás una propuesta del Manchester United sería finalmente el Tottenham el que se haría con sus servicios, ganando una FA Cup en 1991 sufriendo una grave lesión en la final. Recalaría en la Lazio de Italia, salvo un importante gol en un derbi con la Roma, las lesiones no dejaron que triunfara en sus 3 años en el calcio.

El Glasgow Rangers de Escocia le rescató luego de años difíciles pasando los mejores años de su carrera y su mejor estado de forma logrando títulos de liga y nombrado mejor jugador. Regresó a Inglaterra para jugar en el Middlesbrough, Everton, Burnley y un paso fugaz por China para retirarse con tan sólo 31 años.

Disputó con la selección de Inglaterra el Mundial de Italia 90 llegando a semifinales formando parte el Once ideal del torneo y la Eurocopa de 1996, sus constantes lesiones y haber sido recortado de la lista oficial de la selección de Inglatera para el Mundial de Francia 98 terminaron por dilatar su carrera.

Hidetoshi Nakata – Japón

Despertó la pasión del fútbol en Japón, una región en la que el fútbol es un producto de ficción y series de dibujos animados. Sus grandes actuaciones en el fútbol japonés con el Bellmare Hiratsuka le llevaron a la selección de Japón clasificando por primera vez a un Mundial, el Mundial de Francia 98, con una destacada actuación clubes europeos pondrían su mirada siendo el Perugia de Italia quien lograría sus servicios anotando 10 goles en 33 partidos, el buen inicio en la temporada siguiente instó a la Roma a ficharlo en el mercado invernal por 15 millones de euros, ganando el Scudetto en 2001 al lado de grandes jugadores como Cafu, Francesco Totti, Gabriel Batistuta entre otros. Su rol se vio relegado al de suplente de lujo donde apenas disputó 30 partidos en 2 años, apreciándose los primeros vestigios de su declive. El Parma le dio la oportunidad de relanzar su carrera, alternando titularid con suplencia. Ni su cesión al Bolonia ni el posterior traspaso a la Fiorentina fueron suficiente para que volviese a ser el que deslumbró en el Perugia. En 2005 probó suerte en el Bolton Wanderers de Inglaterra, permaneciendo más tiempo lesionado.

Siendo capitán de la selección de Japón en el Mundial de Alemania 2006, apenas un mes después, a los 29 años anunció su retirada del fútbol aduciendo haber perdido la ilusión y las ganas. Intentó conjugar la competición en el fútbol de élite con las pasarelas de moda, faceta que le distrajo como jugador resultando un fugaz paso por el fútbol sin desplegar por completo todo el talento que deslumbró en Italia.

Adriano – Brasil

Conocido como ‘El Emperador’ es recordado por su paso por el Inter en Italia con el que lograría 2 Scudettos como campeón de la Serie A, pasó de ganar 80 mil euros a la semana al olvido y a la decadencia total, reside hoy en día en Vila Cruzeiro, una de las favelas más peligrosas y pobres de Río de Janeiro. Estuvo involucrado en escándalos por su consumo de alcohol, sus amistades cercanas al mundo del narcotráfico y también por su reiterada indisciplina.

Era el delantero centro llamado a tomar el relevo del fenómeno Ronaldo en la selección de Brasil ganando 1 Mundial Sub-17, 1 Copa América, 1 Copa Confederaciones y disputando el Mundial de Alemania 2006. Jugó en clubes como Flamengo y Sao Paulo en Brasil, Inter, Parma y Roma, en Italia, y en un intento por regresar al fútbol profesional jugó en el Miami United en Estados Unidos.

Jose Luis Garcés – Panamá

La imagen muestra lo grande que pudo ser, Luis Suárez hoy figura en el FC Barcelona cargando en hombros al “Pistolero” Garcés, uno de los mayores talentos desaprovechados del fútbol panameño.

El ”Pistolero” Garcés empezó a dar brillos de su talento en la selección Sub-20 de Panamá que buscaba clasificar al Mundial Sub-20 de Argentina 2001. Delantero veloz y desequilibrante, era el llamado a tomar el relevo de Julio César Dely Valdés en la selección de Panamá, pero sus constantes problemas fuera de la cancha lo mantuvieron lejos de mostrar sus capacidades como goleador en reiteradas ocasiones siendo detenido por las autoridades en Panamá debido a distintos cargos que se le atribuyeron desde agresiones hasta tentativas de homicidio obligandolo a permanecer dentro de Panamá, lo cual le impidió su participación en el Gremio de Brasil sólo pudiendo jugar con su selección partidos como local.

En el 2006 consigue la libertad siendo fichado por el Nacional de Montevideo donde compartió vestuario con jugadores de la talla de Diego Godín y Luis Suárez anotando el gol con el que ganaría el Campeonato Clausura de Uruguay. Al año siguiente emigró hacia el continente europeo donde tuvo un paso por el Os Belenenses de Portugal, el CSKA Sofia de Bulgaria con el que lograría ser Campeón de Liga retornando a Portugal para jugar con el Académica Coimbra, llegando a jugar en el Al-Ettifaq de Arabia Saudita, su último club en el extranjero.

Tras estar alejado de las canchas por problemas con la justicia, regresaría a jugar en Panamá con el San Francisco FC pasando en los últimos años por equipos de segunda división en Panamá, es considerado como la promesa que no llego a despegar.

Ver también:
Estadios de fútbol



Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *