La mística del fútbol inglés

Siendo en Inglaterra donde varios conjuntos de reglas surgieron para regular los partidos de fútbol, surgió la idea de conocer la manera de como se vive el fútbol en un país conocido por ser los creadores del deporte más popular del mundo.

Vivir en una ciudad como Manchester que atrae turistas de todas partes del mundo por su equipo de fútbol, se convirtió en una completa odisea obtener una entrada para presenciar un partido de fútbol en el mítico Old Trafford para ser testigo del éxito deportivo por el que atravesaba el Manchester United de la mano de Sir Alex Ferguson en la temporada 2007-2008.

Al ver que las taquillas en las afueras de Old Trafford se mostraba el cartel ”Sold Out” no me quedó otra opción que preguntar a los administradores del estadio como conseguir boletos, la respuesta que me dieron fue sencilla, comprar un paquete de socio abonado correspondiente a la temporada 2007-2008, comprado el carnet de socio que venia con una serie de beneficios incluidos, pensé que sería accesible conseguir una entrada para algún juego intrascendente, no esperaba que hubiese entradas para un Liverpool vs Manchester United por sentido común, pero si almenos algún juego ante un equipo que luchara por no descender.

Era tanta la solicitud de entradas en aquella temporada por el buen momento por el que atravesaba el Manchester United que el carnet de socio abonado tan sólo me daria opción de participar de un sorteo entre los demás socios Red Devils para tener opciones de conseguir una entrada.

Semana tras semana aplicaba al sorteo que se realizaba de cada jornada sin tener suerte, incluso estuve en las afueras del estadio ingresando a la zona creada para los hinchas,  en un Arsenal vs Manchester United tan solo para conocer el ambiente que se vive previo a un partido del fútbol inglés….hasta que al fin pude ser el afortunado ganador del sorteo que me daría el derecho de comprar una entrada para un juego de la FA Cup entre el Manchester United y el Portsmouth, apesar del resultado adverso fue una prueba de lo que se vive en uno de los estadios ingleses de mayor aforo.

Mientras el Manchester United se afianzaba hacia el título de la Premier League, tuve el privilegio de obtener una entrada para la semifinal de Champions League ante el FC Barcelona, un potente disparo de media distancia de Paul Scholes le daria la victoria al Manchester United marcando el fin de la era Rijkaard en el FC Barcelona con un Lionel Messi que empezaba a dar destellos de la gran estrella que llegaría a ser un año después. El ambiente que se vive en un partido de Champions League es indescriptible, escuchar las entonaciones del himno de la Champions eriza la piel, los cánticos de los cientos de hinchas catalanes asi como también de la afición local se convirtió en una experiencia inolvidable.

Tan sólo unos días después del Manchester United sellar el pase a la gran final de la Champions League, presencie un partido de la Premier League desde muy cerca de la cancha, no contaba con un pase de prensa… había obtenido una entrada justo detrás de uno de los arcos, con la cercanía que hay  a la cancha en los estadios ingleses al no contar con pista de atletismo, las vistas eran realmente asombrosas. Aquel Manchester United vs West Ham United fue una tarde llena de goles con un abultado marcador de 4-1 a favor del Manchester United que se encaminaba a sumar la conquista de otra Premier League más a sus vitrinas.



Al norte de Inglaterra, un modesto equipo levanta pasiones, el Newcastle United. Se dice que en St James Park es donde se vive el mejor ambiente para un partido de fútbol en Inglaterra. Fui testigo del gran ambiente que se vive en este estadio al presenciar el último encuentro de la temporada 2007-2008 del Newcastle United en casa recibiendo la visita del Chelsea. Conocidos como The Magpies, no se jugaban nada importante en su último partido de la temporada, sin embargo, se registro un lleno completo, con miles de hinchas que no paraban de alentar minuto tras minuto pese a perder ante un Chelsea plagado de grandes jugadores de renombre, la hinchada del Newcastle United no cabe dudas que deja huellas a todo aquél que vaya a conocer el ambiente que se vive en St James Park.



La llega de renombrados Directores Técnicos extranjeros a la Premier League intentando cambiar el estilo del fútbol inglés les ha hecho tener problemas con la grada, que se impacienta al querer un fútbol frontal acostumbrados a el juego rudo. En las divisiones inferiores se ve con más frecuencia el fútbol tradicional del pase largo y juego aéreo. El fútbol inglés plagado de grandes estrellas del fútbol mundial  mantiene algunos rasgos del juego típico inglés que lo hacen atractivo. El más destacado, es la poca pérdida de tiempo por simulación de lesiones y protestas, algo que irrita al público y que se critica a los extranjeros que juegan en la Premier League. Es una liga muy competitiva, cualquier equipo puede ganar en casa y fuera. Clubes de abajo ganan en campos de los de arriba, nunca se sabe lo que va a pasar, siendo el Leicester City el mejor ejemplo.

Me gusta la pasión del fútbol inglés, lo que significa el fútbol para los ingleses acostumbrados a citarse en un pub, ese templo de la cultura británica, discutiendo las jugadas polémicas. Inglaterra es la cuna del fútbol, con un mítico Wembley hogar de la selección inglesa completamente renovado de los mejores estadios de fútbol de la actualidad. En ningún lugar del mundo hay 92 clubes profesionales y unos hinchas que están dispuestos a morir por el club abarrotando estadios pese a los malos resultados. Éste es el único lugar del mundo en el que ocurre este fenómeno.

 

Ver también:
Estadios de fútbol



Booking.com

1 thought on “La mística del fútbol inglés”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *