Porteros, guardianes del arco

Son los encargados de mantener bajo los 3 palos el arco en 0. Siendo los únicos que se les permite dentro de los límites del área penal, jugar el balón con las manos, son la pieza fundamental para conformar una buena defensa, conocidos también como guardametas o cancerberos suelen llevar el dorsal #1 si son titulares o el #12 si son suplentes.

La carrera de los porteros suele ser más larga en comparación a las demás posiciones, suelen retirarse del fútbol entre las edades de 35 a 40 años. Tienden a ser de elevada estatura debido a las medidas de la portería, 2 metros de alto por 7 de ancho para mantener cierta seguridad por arriba, sin embargo, algunos porteros son de estatura mediana y baja mostrando grandes cualidades teniendo una buena ubicación para evitar encajar goles. Hay quienes destacan por tener la virtud de saber atajar los tiros desde el punto penal convirtiendose en protagonistas del juego.

Un buen portero debe tener liderazgo dentro de la cancha para ordenar el equipo en las jugadas a balón parado, tener la habilidad de jugar con los pies, es una posición que dado su desgaste físico requiere un buen estado de forma para responder en situaciones críticas dentro de un partido mostrando buenos reflejos para detener los remates de media o larga distancia.

Pasan de ser heroes con sus grandes atajadas a ser villanos cuando un descuido le puede costar la derrota al equipo.

De los grandes porteros de la historia destacaron tanto en sus clubes como en sus selecciones en Mundiales: Lev Yashin, Gordon Banks, Dino Zoff, Peter Schmeichel, René Higuita, José Luis Chilavert, Sergio Goycoechea entre otros.

En la actualidad destacan: Gianluigi Buffon, Manuel Neuer, Petr Čech, Keylor Navas, Thibaut Courtois, David De Gea, Iker Casillas entre otros.

Ver también:
Defensas centrales, el eje de la zaga
El mediapunta, enlace entre mediocampo y delantero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *